total_views = 3612

Grandeza y Dignidad

La voz de la caridad católica

MI ENCUENTRO CON NICK VUJICIC

 

(Por Rosa María Ordaz)

 

*  El dolor de tu pasado es la belleza de tu presente y el dolor de tu presente será la gloria de tu futuro (Rosa maría Ordaz)   

La escritora Von Le Fort ilustra con esta profunda reflexión, lo inédito de la belleza de Dios oculta en el esplendor del dolor: hay ciertas flores que sólo florecen en el desierto, no sólo en el día soleado ocurren los milagros, sino también en la noche oscura se dan los prodigios, hay estrellas que solamente se pueden ver al borde del despoblado. Como escritora vinculo a este pensamiento lo siguiente: existen experiencias del amor de Dios primorosas que sólo desentrañamos en lo incógnito de nuestra vida y de nuestro corazón;  precisamente ahí, en el misterio de lo indecible y doliente somos templados en el resplandor de esa irónica perfección llamada dolor. A continuación le escribo unos versos de un poema que escribí al “Dolor”

Dolor

Insólita belleza purificadora

Me acrisolas en la oscuridad de mi tormento

Me depuras en la ausencia de mi Dios

Me templas en el resplandor de tu perfección

Me unificas en el encanto de tu gloria

Éste es el escenario físico de las preciosas dignidades del dolor y la incomprensible hermosura del divino Espíritu redentor.

Como periodista comparto con usted la historia personal de vida de Nick Vujicic, un joven de 27 años que nació sin brazos y sin piernas debido a una malformación embrionaria. Él es un ejemplo de los dulces misterios espirituales, incognoscibles a los ojos y la mente humana, los cuales sólo se descubren y arrebatan a través del amor, la aceptación, el perdón, el abandono de uno mismo y la entrega del hombre a la voluntad del supremo hacedor. Desde muy pequeño Nick comenzó a plantearse la alternativa de un suicidio para acabar con su vida, debido a sus oraciones sin respuesta y al supuesto silencio de Dios para concederle el milagro tan anhelado; unas piernas, unos brazos o su  independencia como persona. Durante el supuesto abandono de Dios Vujicic experimenta una oscuridad y catarsis espiritual en su vida que lo orilló a la madurez y crecimiento intelectivo de la fe y la razón, en la cual encuentra su misión  vocación y la razón de ser admirable de su aparente tragedia.

– Si no descubres cual es el propósito para el cual fuiste creado, el por qué y el para qué de tu existencia, la razón y el sentido de tu vida en este maravilloso universo; pereces en la ignorancia, en el sin sentido y en la sin razón de tu vida –  expresó Nick.

Fuimos creados para la trascendencia, la grandeza, la eternidad, nuestra identidad más profunda tiene nostalgia de este encanto, porque somos más que un cuerpo humano, somos espíritu e hijos divinos de un todo Poderoso. Percibo esta realidad cuando veo la perfección con la cual fui creado (a), tal virtud instruye mi crecimiento tanto intelectual como espiritual, por medio de esta sabiduría divina, ya no me veo como víctima o delimitado por malformaciones congénitas. ¿Dios escribe recto con renglones torcidos? Una persona nace así para manifestar la victoria, el poder y la majestad del Omnipotente y el Omnipotente es amor y sólo el amor es capaz de exaltar el potencial humano ilimitado de un hombre limitado sin piernas, sin brazos. El libro de Juan 9; 1-3 en la Biblia habla de un hombre que nació ciego, cuando los discípulos de Jesús le preguntan ¿Por qué nació esa persona así? Cuestionan al mismo tiempo si es por los pecados de sus padres, o del mismo ciego, pero Cristo responde: éste hombre nació así para la gloria de Dios. Es verdad que tal preciosura de Dios se reflexiona en dos dimensiones: la primera para ver el milagro de Dios que devuelve la vista al ciego o la segunda cuando una persona continua invidente y Dios no obra el milagro, pero también es para que ésta persona descubra e interprete otro prodigio asombroso en su propia vida, los dones únicos para lo cual fue creado, ejemplo: Andrea Boccelli, Stevie Wonder, José Feliciano. Efectivamente Dios tiene control de todo. Aún en la propia desesperanza de un paciente en fase terminal de SIDA o de cáncer, existe un misterio glorioso que descifrar. El libro de 1 de Corintios 1; 26- 29 del nuevo testamento también en la Biblia habla de una lección asombrosa de grandeza oculta en lo pequeño, menospreciado y rechazado de este mundo, dice: Y lo débil del mundo escogió Dios para avergonzar a lo fuerte, y lo vil del mundo y menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es. Estas verdades llenaron de sentido, de belleza, de propósito, de esperanza, de amor y de libertad la existencia de Nick. A partir de entonces se aprecio elegido entre millones de seres humanos para inspirar, sanar, Y embellecer la vida de millones de personas, gracias no a sus limitaciones, sino a su ilimitado potencial espiritual y humano, a su gran riqueza interior como hombre, a su brillantez intelectual que le llevo a comprender, que todo hijo del Supremo Hacedor nace con un plan grandioso para embellecer a la humanidad, gracias a su Sí, de este hijo manifestado en la lealtad a la voluntad  del Creador y a la fidelidad a Dios en el sufrimiento. A través de dicha lealtad el hombre se abandona por fe en su Creador, Quien a su vez transforma el dolor de su pasado en belleza de su presente y gloria de su futuro

– Si Dios me diera la oportunidad de nacer físicamente por segunda vez, elijo nacer igual “para ti”, para redimirte de tu soledad, de tus heridas, de tu confusión, de tu depresión, de tu dolor, para abrazarte con mis palabras y ampararte con el gozo de mi amor conectado a la verdad. De haberme suicidado me hubiera perdido de rescatar a jóvenes del suicidio, de viajar por todo el mundo, de dar conferencias en los 5 continentes, de crear una fundación para discapacitados, de hablar y motivar a miles y miles de personas en vivo y escuchar su gratitud hacía mí, de escribir mi libro, “Sin piernas, sin brazos, sin lamentaciones” o “la pasión de una vida ilimitada, o una vida sin limites”. Soy feliz, soy pleno, soy rico dijo Nick, no por lo que tengo o he logrado en lo material, sino por lo que valgo y lo que soy, porque descubrí mi vocación y misión – .

Estimado lector no hay error más terrible que dejar morir los dones y talentos que Dios nos dio para los que fuimos diseñados, por muy adversos e insólitos que parezcan. Mayores informes conferencias y seminarios relacionados con el tema. rosym95@hotmail.com      www.grandezaydignidad.org

 

 

Etiquetas:

Acerca de

PUBLICA UN COMENTARIO