total_views =

Grandeza y Dignidad

La voz de la caridad católica

Acerca de la autora

 

rosaprima

Rosa Ma. J. Ordaz

México

 Hola!

 

Mi nombre es Rosa María Julia Ordaz, mexicana, soy egresada de la facultad de Comunicación Institucional en la Universidad Santa Croce, Roma.

Trabajo como voluntaria en diversas asociaciones humanitarias,(ONG s). El “dar y servir incondicionalmente” se convirtió en la experiencia más preciosa de mi vida, ya que, en este acto nos identificamos y ennoblecemos como hijos de nuestro Creador. Él nos configura en su amor y, “nunca nos parecemos tanto a Dios como cuando damos”. Confirme que no hay mayor placer en el mundo que el placer de dar, pues cuando “damos”, creamos, gozo, prosperidad, abundancia y riqueza en la vida de los otros, al mismo tiempo aquí, también participamos con Dios de su misma alegría.

A través del “Dar y servir” aprendí a sonreír mas y preocuparme menos, cuando me sentí débil, los necesitados me llenaron de fuerza; pensé que estaba sola y hallé a muchos que me necesitaban, nunca me había sentido tan valiosa e importante, similarmente tan redituada en el AMOR y el regocijo. Porque los niños, ancianos, pacientes, inmigrantes, indigentes en estado de abandono le dieron un sentido especial a mi vida.

Apoyo instituciones no gubernamentales que asisten a niños huérfanos, indigentes, pacientes, fundaciones de inmigrantes, hospitales, asociaciones que rescatan a la mujer de la violencia, Al mismo tiempo coadyuvo y refuerzo desarrollando proyectos de vida para organismos de jóvenes y adolescentes con problemas de integración social y fundaciones de inmigrantes en Europa, México y USA

Al promover la dignidad, libertad, capacidad de amar, comprender, perdonar, perfeccionando su desarrollo humano total en estas mismas personas abarcando toda su dimensión del ser en el auténtico amor de Dios en la vida de ellas, me maravillé y sorprendí porque el voluntariado, dignifico y enriqueció abundantemente mi vida.

De esta manera; descubrí la felicidad y plenitud anhelada, escondidas en “La belleza de una vida desinteresada” por la grandeza y nobleza que se encuentra en el ser humano en “el dar y servir incondicionalmente”.

Mi compromiso y responsabilidad también se extiende a la rama médica; ayudando diversos hospitales, a través de desarrollo de proyectos basados en la dignidad de la persona; favoreciendo las zonas médicas, así como áreas de pediatría, traumatología, pacientes transplantados maternidad, pacientes en fase Terminal etcétera.

Rosa María  Ordaz