REJUVENECE TU ESPÍRITU Y TU APARIENCIA

REJUVENECE TU ESPÍRITU Y TU APARIENCIA

(Por Rosa María Ordaz)

* Quietud y paz: la puerta de entrada a esta dimensión, la brinda: el recogimiento, la meditación, la oración y el agradecimiento, esto convierte en poesía nuestros pensamientos. (R. Guardini, H. ospina)

El eminente médico científico, escritor, Doctor Ricardo Castañón, refiere en algunas de sus obras; la importancia de curar las emociones desfavorables y adversas en el hombre, debido a que estos sentimientos se traducen, no sólo en información para nuestro cuerpo; sino en toxinas venenosas para el mismo. Los siguientes proverbios plasmados en la Biblia ilustran el nivel de bienestar o malestar que puede alcanzar el alma de la persona dependiendo de cómo se encuentre ésta interiormente, proverbios 15, 13 nos dice corazón contento, rostro radiante, corazón triste espíritu abatido. Prov. 18, 14 expone: lo que mantiene al hombre en su enfermedad es su espíritu, pero cómo levantar a un espíritu deprimido. Estos dos dichos refieren: el estado de contentamiento, paz, júbilo, optimismo o,  languidez, decaimiento y enflaquecimiento del espíritu; sin embargo, es una alerta a mantener en un estado saludable la esencia del mismo.

Le voy a hacer una analogía muy sencilla la cual nos ayudará a  entender la manera en que podemos lograr el nivel de bienestar espiritual apuntado en la introducción de mí escrito.

¿Es usted de las personas que se ejercita físicamente para  mantener en buena forma, su apariencia física?; la mayoría de quienes  practican un determinado deporte por la razón anterior, aportan un sin número de beneficios a su cuerpo de acuerdo al tipo de disciplina que se practique. Con el ejercicio las expectativas de vida se alargan, agregamos longevidad a la existencia, flexibilidad a los músculos, tono muscular a los mismos, disminuimos riesgo de enfermedades, fortalecemos el sistema cardio pulmonar, osteo muscular  etc. en pocas palabras nos preocupamos por el cuerpo que se nos ha dado.

¿Qué hace usted  para mantener en forma saludable su espíritu? Le hablaré en sentido alegórico, metafórico; él, también necesita de tratamientos, terapias, “vitaminas” ejercicios espirituales para renovarlo, fortalecerlo, sanarlo…etc. El mejor tratamiento para conservarlo en estado óptimo es la terapia del amor que nos entrega el creador, este amor inmuniza el alma de la maldad y todo sentimiento nocivo, cuanto más llena esta de amor el alma; más inmune es a la maldad, a la mentira y más llena de paz esta la persona, por consecuencia también más contenta. ¡Si contenta Feliz! Ricardo Castañón en su obra “Cuando la palabra hiere” relata de una manera exquisita  los atributos que nos entrega el amor expresados a lo largo de mi tema. El amor purifica, limpia, sana, libera de sentimientos o emociones tóxicas al alma, la vivifica, unifica, restaura, interiormente; rehabilita las relaciones interhumanas del ser, lo perfecciona, dignifica, ennoblece, embellece, rejuvenece, bendice, redime; reconcilia al hombre con lo divino, consigo mismo y con el destino. Querido lector lo invito a ejercitarse espiritualmente y a no perderse de estos preceptos tan saludables transformados también en vitaminas celestiales, hallados en Dios para rejuvenecer interior y exteriormente nuestros cuerpos.

rosym95@hotmail.com

About

View all posts by

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.