Juan 14:1-12 en la casa de mi PAdre les preparare una habitación

EL ESPLENDOROSO SIGNIFICADO DE LA MUERTE

(Por Rosa María Ordaz)

Para todos aquellos que están agonizando, y, que, de acuerdo a su fe, se encuentran cerca del umbral del paraíso. También para los que elevaron sus alas al vuelo de un mundo inmortal

 

Desarrollé un poema al trance eterno, titulado con el encabezado de mi artículo, para discernir; desde el punto de vista filosófico, teológico y médico científico el significado de la muerte. Comienzo con este verso, disertación del apóstol Pablo y complemento de una servidora, donde se describe el cometido final de la muerte. Sorprendentemente no es el que usted y yo conocemos o entendimos cultural y espiritualmente hablando. Se impactará al reflexionar que la muerte es el culmen finito del hombre, al mismo tiempo es el esplendor de una trascendencia infinita.

Muerte, agonía ¿Dónde está tu aguijón?

¿Dónde está tu victoria?

¡Bendita muerte!

Si todo lo transformaste

Tu misma en vida y en victoria.

Para el ser humano siempre será terrible el dilema de la muerte, a excepción de aquellos que, en su formación ética y convicción personal, la perciben y esperan como la promesa de Jesús a un paraíso, “palabras y compromiso de Cristo, en Lucas 23, 39 – 46 uno de los ladrones que va a morir a un lado de Jesús en la cruz, le suplica: “acuérdate de mí cuando entres en tu reino”. La respuesta de Jesucristo fue – hoy mismo estarás conmigo en el paraíso -.

El libro de Juan 14, 1- 12, el hijo de Dios invita, ofrece una morada para sus amigos en la casa de su padre, habla el hijo de Dios: – en la casa de mi padre hay muchas habitaciones, voy a prepararles un lugar –.  Interprete un poco este versículo de Juan; sin embargo, ambos versos son la esperanza de continuidad, trascendencia a un cielo, un mundo indescriptible en perfección y una felicidad más allá de la que conocemos humanamente hablando. No tengo adjetivos o mejor dicho se me agotaron los calificativos para describir lo que: “ojo no vio, ni oído escucho, ni siquiera han pensado lo que Dios tiene preparado para los que le aman”; revelación dada a Pablo y comunicada a los Corintios en el libro de 1 de Corintios 2:9.

Curiosamente tal revelación de alguna manera se sincroniza a las investigaciones de la doctora Elizabeth Kübler Ross, psiquiatra, escritora, una de las mayores expertas en la muerte. Ella confirmo con más de veinte mil pacientes muertos, los cuales con apoyo de la ciencia y los médicos fueron regresados a la sala de operaciones o a este mundo. Todos expresaron su dicha, estado de plenitud, sanidad física, paz… que experimentaron en el trance final. Muchos de ellos manifestaron – Doctora, yo, ya no quería regresar, de lo inmensamente feliz que me sentí en ese lugar-. Estos enfermos tuvieron su purificación, madurez espiritual, en la enfermedad. La escuela del dolor, confirmo desafíos y virtudes en sus vidas, para pasar a la siguiente etapa del proyecto de vida eterna diseñado por Dios. ¿Se muere?, ¡Renaces! A la vida infinita. Jesús dijo: –  todo aquel que cree en mí, no morirá eternamente -. Esto va conectado a la promesa del paraíso. Mayores informes, conferencias y seminarios virtuales, www.grandezaydignidad.org , You Tube canal Rosa María Ordaz, You Tube Rosa María Ordaz “el esplendor de la palabra” IVOOX Rosa María Ordaz, Facebook Rosa María Julia Ordaz.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.